¿Qué es el finiquito?

¿Qué es el finiquito?

Muchos clientes cuando su contrato finaliza, acuden a mi despacho y me preguntan: ¿cuánto me pertenece de finiquito? La respuesta siempre es la misma: depende.

Normalmente, se suele confundir finiquito con indemnización por finalización de contrato. No es lo mismo. No necesariamente la extinción de la relación laboral conlleva el derecho del trabajador a percibir una compensación.

El finiquito, según establece el artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores, es la liquidación de todas las cantidades que se le adeuden al trabajador a la fecha del cese en la empresa: mensualidades de salarios, pagas extras que no estén prorrateadas, vacaciones no disfrutadas,…

La finalización del contrato no dará derecho al trabajador a percibir una indemnización en caso de dimisión (baja voluntaria). Es relativamente común, como decía más arriba, que trabajadores que llevan veinte años en una empresa cuando comienzan a sufrir presiones me pregunten: ¿cuánto me pertenece si me voy? El Estatuto de los Trabajadores no prevé la posibilidad de que el trabajador reciba una indemnización en caso de cese voluntario. Además, debe preavisar al empresario con quince días mínimo de antelación, salvo que el convenio colectivo aplicable establezca un plazo distinto. En caso de que no preavise, el empresario podrá descontar de la liquidación que deba abonarle los días de la falta de preaviso. Cuestión muy distinta sería iniciar una demanda de extinción voluntaria del contrato de trabajo por parte del trabajador por incumplimientos del empresario en los supuestos previstos legalmente, que no voy a explicar ahora porque se excede de la finalidad de este artículo.

Cuando la extinción de la relación laboral es por despido sí puede conllevar el abono de una indemnización. En caso de despido, declarado improcedente o pactado, la indemnización sería de 45/33 días por año de servicio o 33 días por año de servicio con los topes previstos legalmente, según la antigüedad del contrato. En el supuesto de despido objetivo o colectivo, con la entrega de la carta de despido, el empresario está obligado al abono al trabajador de una indemnización de 20 días por año de servicio con el tope de doce mensualidades.

Si se trata de un contrato de duración determinada (eventual por circunstancias de la producción o por obra o servicio), a su finalización, el trabajador tiene derecho a una indemnización cuyo importe se va a aplicar de modo gradual en función de la fecha de celebración del contrato y que oscila entre 8 y 12 días por año de servicio. Todo ello salvo que el convenio colectivo aplicable establezca una indemnización específica.

Debe tenerse en cuenta que hay convenios colectivos que recogen un modelo concreto al que se debe ajustar el finiquito para su validez. En cualquier caso, lo MÁS ACONSEJABLE es no firmar el finiquito salvo con la coletilla “recibí no conforme” y buscar asesoramiento legal. Todo ello para evitar el riesgo de perder la posibilidad de reclamar cantidades adeudadas.

 En mi despacho podemos revisar su finiquito y asesorarle para que no renuncie a defender sus intereses.

En resumen: 

  • El finiquito es la liquidación de las cantidades que se le adeuden al trabajador a la finalización del contrato de trabajo.
  • No es lo mismo que indemnización por extinción de contrato.
  • La dimisión del trabajador (baja voluntaria) no da derecho al percibo de una indemnización.
  • En caso de dimisión, el trabajador debe preavisar al empresario con mínimo quince días de antelación o el plazo que establezca el convenio colectivo aplicable.
  • Si no preavisa, el empresario podría descontar de la liquidación que deba abonarle los días de la falta de preaviso.
  • Despido improcedente: el trabajador tiene derecho a una indemnización de 45/33 días por año de servicio, o de 33 días por año de servicio, según la fecha de antigüedad del contrato, con los topes previstos legalmente.
  • Despido objetivo o colectivo, con la entrega de la carta de despido, el empresario está obligado al abono al trabajador de una indemnización de 20 días por año de servicio con el tope de doce mensualidades.
  • Cese de contrato temporal (eventual o por obra o servicio), indemnización gradual según fecha de celebración del contrato.
  • No se debe firmar el finiquito, sólo el “recibí, no conforme”.
  • Es importante buscar asesoramiento para evitar el riesgo de perder la posibilidad de reclamar cantidades adeudadas.
  • Hay convenios colectivos que establecen formas concretas o modelos de finiquitos.

 


Maria Dolores Ureña

Comentarios

  1. Gabriel romero Says: septiembre 8, 2015 at 7:00 pm

    Trabaje en una gacera y me despidieron y trabaje un año y seis meces esperó y me pueda contestar grasias

  2. Muy buen artículo Maria Dolores. Soy jose manuel, compañero de clase en la facultad. Mi despacho es miñarro abogados. Enhorabuena por tu web y espero que te esté yendo muy bien, ya que según he oído eres muy buena profesional.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR